Sobre nosotros

 

Conoce Antara, la empresa que mejora la forma en que las empresas gestionan la inteligencia aumentando su cuota de mercado.

 

Antara

"antara" es una palabra tradicional en lengua valenciana. Con ella se denomina la zona del límite del campo que queda sin labrar porque el animal de tiro ha de dar la vuelta. Una antara es un recurso desperdiciado.

Nosotros creemos que el mayor recurso desperdiciado en las organizaciones es el conocimiento distribuido en ellas, y la capacidad de usarlo para innovar y tomar decisiones.

Nuestro esfuerzo va encaminado a mejorar en nuestros clientes la gestión de su inteligencia competitiva -saber qué ocurre fuera de la organización- y de su capacidad de innovación -qué saben y qué pueden hacer en la empresa-, mejorando su negocio desde múltiples perspectivas.

Creemos, escuchamos, construimos

Creemos

que las organizaciones más inteligentes son las que deben prevalecer por encima de las que tienen más recursos o parten de una posición de ventaja. Aquellas empresas que ponen en el centro a las personas y aprovechan su imaginación, conocimiento y capacidad de análisis son la que contribuyen a una sociedad mejor. Y por eso...

Escuchamos

y aprendemos de nuestros clientes, y aportando nuestros conocimientos técnicos y nuestra imaginación. Y como resultado...

Construimos

software genial y fácil de usar que desarrolla la inteligencia de la organización y la hace más competitiva.

¿Te unes a nuestra cultura?

" 'Cultura' es lo que ocurre en la empresa cuando el jefe no está".

La cultura de una empresa es el hito fundamental alrededor de la que se construye toda la organización y sus negocios. Como dice Peter Drucker, "Culture eats strategy for breakfast", y como añade Bill Aulet, "... and operational excellence for lunch, and everything else for dinner".

Nuestra cultura se construye alrededor de varios principios y valores fundamentales para nosotros.

  • Nos fundamentamos en la lealtad al proyecto, al cliente y a los compañeros, lo cual nos permite organizarmos de forma flexible y auto-responsable alrededor de métodos de gestión avanzados e innovadores. Como decía Ronald Reagan, "Trust, but verify".
  • El cliente es el que más manda, pues puede despedirnos a todos. Incluidos los socios. Sin embargo, el cliente no es el dueño de la empresa. Trátale como te gustaría que te tratasen como cliente. La mejor forma de fidelizar al cliente es serle fiel.
  • El cliente confía en nosotros para gestionar sus principales activos de futuro: su inteligencia estratégica, su estrategia de innovación. Respeta su confianza y no la traiciones.
  • Nos encanta contratar gente brillante. Apasionada por lo que hace y por lo que puede hacer con nosotros. Adaptable al cambio y que lo provoque. No nos gusta gente que pretende asentarse para almacenar queso.
  • Somos ágiles. Si en una semana no pasa nada importante es que no vamos lo suficientemente deprisa. Si el prototipo no te da vergüenza enseñarlo es que has trabajado en él demasiado tiempo. Equivócate pronto.
  • Los problemas se resuelven. No los congelamos ni ocultamos bajo la alfombra. Haz lo que pienses que está bien. No pidas permiso, y si te equivocas piensa cómo hacer para que nadie cometa el mismo error. Si planteas un problema, reflexiona antes y propón dos soluciones posibles.
  • Todo lo que hacemos contribuye a una base persistente de conocimiento. Lo que aprendemos lo registramos y compartimos. Por ello no usamos papel, y no tenemos impresoras desde 2010. Nuestra empresa no sufre el Alzheimer organizacional. El grupo debe promover la fertilización cruzada de conocimientos, donde la gente que sabe enseña a los compañeros. También las buenas y malas experiencias. Todo el equipo debe tener una visión global del proyecto.
  • Sé innovador también a título individual. Si tienes una idea proponla. Las ideas, junto al equipo de personas, son el activo más importante de la empresa, y como tal hay que tratarlas. Promovemos la cultura 'Open Mind', y esperamos aprender a escuchar cualquier idea y no desecharla porque no se comprenda y/o no se tengan los conocimientos para saber aplicarla.
  • Nunca jamás nuestra empresa o los miembros de su equipo pueden estar involucrados en procedimientos profesionales que no sean leales con la sociedad. La empresa nunca ha tocado 'dinero negro' ni aceptado propuestas irresponsables con la sociedad, y no lo va a hacer.